Digital Life
by

David Experince, con David Vicente

04 May 18
Autor: Redaccion

Flotando en el powder de los bosques Japoneses.

Texto: Redacción Snowplanet Fotos: Juan Aizpuru

Natural de Vitoria, David Vicente es adrenalina pura y cosecha de una segunda generación de los mejores riders de nuestro snowboard y con alguna que otra gesta, que le está llevando a ser también reconocido más allá de los Pirineos. Este invierno pasado, David tuvo el placer de compartir podio nada más y nada menos que con el reconocidísimo rider de Quiksilver,Travis Rice. Horas y horas invertidas en freestyle y freeride le han llevado actualmente a viajar por el mundo en busca de retos y nuevas sensaciones.

Se calzó una tabla en el año dos mil y ofreció a nuestra pequeña industria del snowboard un buen inicio de siglo. Comenzó su andadura competitiva en el circuito Ballantine´s que en aquel entonces, seguía celebrándose y el snowboard estaba en pleno auge. Luego llegó el deseado título de profesor, donde, impartiendo clases en importantes escuelas del Pirineo, maduró con disciplina su manera de deslizarse. Más tarde tambien llegaron sus veranos en Les Deux Alpes (Un lugar único para los Camps de verano y aprendizaje en Europa). Después de unos años, unas cuantas lesiones y un descenso considerable de eventos relacionados con el freestyle en nuestro país, David se “echa al monte” y comienza a competir en todo un clásico de freeride en el valle de Arán, concretamente en el Circo de Bassiver. A partir de allí, su nuevo terreno de juego pasa a ser el backcountry y sus nuevos retos, llegar al Freeride World Tour donde empieza a competir y a explorar nuevos lugares para un riding extremo. Su resultado entre otros, un bonito podio con uno de los riders más influyentes e importantes de la escena internacional. David es pura Experiencia.

Cliff en el área de Bassiver

David Experience

Después de una larga convalecencia y unos meses en su casa de invierno en Baqueira (donde estuvo trabajando sin parar durante un mes y medio), David decide, el 8 de enero de 2017, volar a Japón, conocer su cultura, sus montañas y su “powder” con el pretexto perfecto de ir además a una competición de freeride en Hakuba Valley. Con vuelos de 400€ desde Toulouse (a dos horas de Viella) al país nipón y con reservas de vuelos una semana antes, no había lugar a dudas ¡Era el momento de la experiencia! Acompañado de su buen amigo y gran colaborador de esta publicación Juan Aizpuru, viajan juntos una vez más para inmortalizar los mejores momentos de este viaje. Llegan el mismo día que comienza el invierno, aterrizan sin nieve y en los ocho días siguientes, se encuentran con más de cinco metros de nieve polvo, sin ver el sol y con unos bosques que se asemejarían a nuestra idea del paraíso. Ripando entre monos y otros riders y esquivando árboles casi sagrados.

Típico árbol japonés donde casi todas nuestras líneas pasaban cerca de los troncos de estos árboles una y otra vez. Las copiosas nevadas nos daban bosques intactos y sin pisar en repetidas ocasiones.

Explicando brevemente el WFT

Después de post-poner la prueba unos días a causa del mal tiempo, el World Freeride Tour decide no esperar al “weather day” con sol. David sale de los últimos. Esos días, él había estudiado previamente una cara de la montaña con 900 metros de vertical drop: una zona muy juguetona. La mayoría de riders se caían en el descenso con tanto powder y escasa visibilidad, lo que hizo tomar la decisión de cambiar su línea en último momento, dejando las rotaciones de lado y optando por una línea de descenso más directa y asegurarse el podio. Flotando en la inmensidad de ese powder, salió disparado volando sobre más de 20 m de largo con un bs ollie crossbone que le dio la adrenalina y concentración camino a la meta final no sin antes, hundirse en una grieta que le retuvo unos cinco segundos cuando iba a por su línea. Algunos riders fueron a darle la enhorabuena ya que vieron su puntuación online que le confirmaba su tercera posición… Abrazos, sonrisas y una sensación de éxtasis al ver lo que había conseguido. David subió al podio con “el Messi del snowboard freeride” como dice él, porque tener al lado a Travis Rice con ronda perfecta le llenaba de orgullo. Su tercera posición en Japón, junto con su quinta posición en el Roldal Freeride en Noruega, le colocaban en tercera posición del ranking mundial durante un tiempo. Un viaje y una experiencia inolvidable. Pudieron estar de maravilla gracias a Hakuba Valley por la cesión de acreditación del ski pass para 15 días y Deep and Steep Lodge por su acogida y por su apoyo económico. En Japón, el respeto a la montaña, al prójimo y el silencio acompañan días de snowboard únicos (dice David)…

David a la izquierda) junto Rice y Shin Biyajima

comments powered by Disqus